XI. Carmen Magdalena, Frida Kahlo, Isabel Allende Llona

Las Amantes Artísticas:
La expresión femenina en las Artes
Carmen Magdalena Frida Kahlo
Isabel Allende Llona

Siento frio en el lado derecho, será el lado en donde estoy recostada, aire me quita el dolor de cabeza y me sentó mal la comida, mañana me sentiré mejor y saldré a jugar con mis amigos. El pie no se mueve, todo helado, porque me congele… un trozo pesado, liviano algo, mi cintura….

‘Tag’, Frida, en unos días podrás jugar con tus amigos afuera, ´csok’ de tu padre que te quiere y sabe que eres la más inteligente del mundo, le dice a su hija de seis años. Seis meses después su chiquilla empieza una nueva vida con el ánimo de curar a todos los niños del mundo se compromete a prepárese para estudiar medicina. Increíblemente dedicado su padre héroe prepara a su niña con la enseñanza de lenguas y matemáticas para su carrera. Muy de amigos hombres por su naturaleza particular, joven inquieta y curiosa, cuidadora, y enérgica, botar un balón de futbol con la pierna y el pie derecho era difícil.

En Méjico ‘el cielo azul y la buena vida son para todos’ y con el ánimo de continuar la buena disposición Frida ya de diez y siete años con su joven novio revolucionario se embarcan hacia sus hogares con la expectativa de una tarde y noche en conversación emprendida.

Serruchos… sierras…. seguetas huesos, médicos, puntos cerraduras a lo largo de su columna, Pelvis en cementada en arpones de hierro, corcel sostén de nuca a cintura….manos heladas…disonancias incesantes en los oídos, cabeza pesada cubos y nervios hipersensibles hinchándose y contrayéndose…herramientas cortando el cuerpo piedra y yeso….

De suerte, Frida había aprendido a dibujar y pintar como distracción y desde este accidente de tránsito, expresión, emoción arte y objetivo se unificaron. Sin esta ocurrencia, Frida no hubiese pintado al menos como la conocemos hoy día.

….Arte, para combatir el dolor y el aburrimiento….

Decía Frida Kahlo

‘Espabílate Maurice, tienes que hacerte hombre, las mujeres nacen mujeres, pero los hombres se hacen, con valor y dureza…. Coraje..’

Isabel Allende Llona

(Isla bajo el mar)

Sus padres se divorciaron a temprana edad algo equivalente a como si su padre la hubiese abandonado. Existe muy poco que pueda hacer un padre más sombrío que abandonar a su niña. Aunque la energía femenina gira hacia la vida, el sustento, y la masculina hacia legados terrenales, para un hogar y sobre todo una niña su buen padre es imperativo.

Y como es de cierto que las mujeres nacen y los hombres se desarrollan, aunque posible pero difícil encontrar jóvenes y pequeños muchachos que sepan su misión en la vida sin ayuda paternal, para los barones se necesita paciencia y disciplina, con las baronesas hay que pasar tiempo real y cualitativo. Para Isabel Allende, la búsqueda de la buena energía masculina era imprescindible, una búsqueda natural y un desafío espiritual, un reto que le dio la vida.

Claramente en sus novelas sensibles, sensuales, y misteriosas el desafío de poder encontrar la buena energía masculina es palpable. El dolor y la angustia de no tener su ‘padre héroe’ en una niña es real. Hemos visto que en todas nuestras divas, la energía masculina del padre es imprescindible. Es simplemente natural para la buena vida la sinergia de las dos energías. Sin una la otra no se afija. Con este desafío y luego con la muerte de una hija, esta protagonista diva como Frida en medio de la pena y el dolor crea una expresión artística femenina nueva, única, especial motivada por la urgencia de expresar el dolor, el sufrimiento interno y compartirlo como una conversación entre amigas.

“de la confusión de la vida el dolor y la soledad se deriva la expresión artística”

 

“el dolor purifica…”

Isabel Allende Llona

“nunca pinto sueños o pesadillas, pinto mi propia realidad…”

“amurallar tu propio sentimiento es arriesgarte a que te devore tu interior…”

 

Frida Kahlo

La urgencia de expresarse en forma artística única femenina hace a estas dos grandes figuras femeninas artísticas excepcionales. Como Manuelita Sáenz, Ninon de Lenclos, Lou Andrea Salome, y Alma Schindler, Frida e Isabel expresan todos los sentimientos emocionales del género en el lenguaje de la mujer latina. La perspectiva intelectual, las necesidades de tener buenos ligas y lasos con sus hombres, las buenas relaciones sociales, las dificultades y el dolor se encuentran en sus trabajos. Para el género masculino, ambas expresan la realidad necesaria del control emocional e intelectual en los verdaderos hombres. Ambas hablan sobre la equivalencia en el trabajo no en las virtudes naturales dadas. Las dos manifiestan la realidad del misterio masculino, la pasión femenina, los deseos de la procreación, el hogar y la esperanza de las buenas relaciones conyugales la cúspide de la vida en términos femeninos. Las dos insinúan lo que desean de la seducción masculina.

‘Los hombres demasiado bonachones son los mejores ex maridos…’

Isabel Allende Llona

‘El diablo me parece encantador…’

Frida Kahlo

Y lo es como lo dicen nuestras divas. Sin el diablo encantador y los hombres rebeldes, tenaces y atrevidos, no habría la buena vida. El privilegio de la mujer astuta es guiar esa energía endiablada hacia la virtud como lo hacía Cleopatra nuestra primera Diva.

Que sería de Frida Kahlo e Isabel Allende si hubiesen realizados sus sueños a su debido tiempo. No sabría responder, pero definitivamente no las conoceríamos como son hoy día.

Y con mucho humor personal,

‘Hay algunos que nacen estrellas, otros estrellados, yo soy de las que nacen estrelladísimas’

Dice Frida ….

Roberto McCausland D.