VIII. La Seducción Artística Femenina

Ciclo: Mujeres en las Artes
La Seducción Artística Femenina
Los Cuentos sobre Nino d ’Lenclos

‘Desde hoy soy hombre’ Le dice a su adorado ‘padre héroe’ a los doce años de edad. Su padre músico buena vida se sonríe y le pregunta. ‘Mon cheri’

Par que?’ (Mi querida, por qué?) ‘Para gozar de los privilegios que los hombres no disfrutan debidamente” responde la joven futura asesora de Luis XIV carácter que inspira a nuestra libertadora Manuelita Sáenz.

Al día siguiente Henri de l’ Enclos lleva a su única hija y bien consentida a comprar ropa masculina. Estos ropajes serian hoy día jeans, zapatos de bajo tacón y chaquetas tipo ‘bolero’. A su vez su madre horrorizada con la curiosidad y la colaboración de su marido ante tal desafío a la tradición femenina.

En esta tercera edición ciclo de las mujeres y las artes, me centrare en uno de los personajes menos entendidos pero más sobre salientes en el mundo femenino. En pasadas ediciones conocimos a la verdadera Cleopatra y entramos dentro del carácter de Alma Schindler. En las próximas ediciones conoceremos más a fondo a Manuelita Sáenz, Lou Andreas Salome, Frida Kahlo e Isabel Allende y por ultimo Martha Argerich y Teresa Carreño.

Henri de L’Enclos gran epicúreo, intelectual conocedor de la buena vida, músico profesional gozaba con todo lo que su hija se le ocurría. Es más, no mucho después, su madre lo divorcia dejándolo solo con su pequeña. Madre, muy católica y religiosa sufría cada vez que su hija pensaba en voz alta. Gran ejecutante del laúd y el clavicémbalo, Ana gozaba con su padre sus estudios y dolía cada vez que su madre la corregía y argumentaba. Ninon, virtuosa, al morir su madre tras el exilio de Paris de Henri por acabar con un hombre en un duelo después de unos tragos, entra a un convento, como Manuelita Sáenz, recapacita y decide que si la vida es corta y el recuerdo es largo que tal vez su padre no estaba tan equivocado en su filosofía. La vida espiritual es para las Santas como su madre y ella estaba más conforme con las ideas de su padre: placer no produce dolor es bueno; dolor que no produce placer es mejor evadir; algo bueno que precede algo mejor es mejor dejarlo, y dolor que previene menos dolor o que ayuda a obtener un mejor placer es bueno. Pensamientos muy similares a los de nuestra libertadora Manuelita.

Con este canon, y con la idea de jamás tener un matrimonio como el de sus padres, Anna d’ Lenclos o luego Ninon , joven bien leída, sale al mundo y luego de la muerte de su padre con su aire joven de princesa mágica, intelecto y gran ‘perspicacia’, se enamora por primera y última vez en su vida. A los diez y seis años acaba su única relación íntima larga con el Márquez de Coligny.

Luego en Paris, nuestra protagonista después de haber bien pensado su destino, abre un salón de tertulias para hombres de merito, distinción, en donde religión y política eran tópicos no permitidos y el alcohol prohibido. Tópicos permitidos eran filosofía, artes, poesía, ciencias, lenguas, las peculiaridades entre los caballeros y las damas y temas en donde el criterio mental pudiese crecer. Tal la popularidad del salón ‘Pajaros de Tournelle’, que Richelieu, Moliere, Rochefoucauld, y luego Voltaire se vuelven frecuentes. Curiosamente, al tocare el laúd, Ninon dividía su público entre, mártires, pagadores y favorecidos, algo muy similar de lo que hacia nuestra Manuelita cuando tocaba sus zarabandas en las fiestas de Bolívar. Los únicos que no pagaban y recibían favores eran los favorecidos. Se dice que el Cardenal Richeliue envió una suma de dinero para un programa privado y Ninon astutamente envió a una de sus alumnas a que efectuara el compromiso.

De los tres salones más cotizados, el de Madame Sevigny, el de Versailles, y el de los ‘Pajaros de Tournelle’, tan popular se vuelve el de Ninon que reina Ana de Austria, madre de Luis XIV la envía a un edicto a la corte para envira a Ninon al convento de las ‘Niñas Arrepentidas’ para reformarla. Después de mucho argumento, la persona encargada por la corte de asignar el lugar resulta ser miembro de la tertulia de Ninon y decide a enviarla al monasterio ‘Les Cordelieurs´ un reformatorio para hombres de amplio sentimiento abierto. La reformación resulto uno de los tiempos más felices de nuestra gran dama y regreso feliz a su ciudad.

En otro episodio, el Márquez de la Chartre toco salir de ciudad por un buen tiempo y la hizo firmar un documento con la promesa de ser fiel a sus sentimientos íntimos mientras su ausencia. Lo firmo por delicadeza pero al Márquez salir comento a su círculo: ‘las damas no necesitan permiso para la fidelidad, ellas se reservan el privilegio de no tener escrúpulos…’

Ninon vivió hasta los 90 años. Durante su vida a todas las personas con quien tuvo buen contacto, tal como Manuelita, la recuerdan bien. Es más, a muchos los atendió durante sus últimos días difíciles.

Que hizo Ana de Lenclos? Cambio el enfoque femenino y dio el permiso a las damas a tomar parte en la seducción sin perjuicio social. Vivió y escribió obras relacionadas con la vida epicúrea, algo principal vital ahora parte de la cultura mundial. Saco a lucir a personajes literarios como Moliere, el cual le consiguió permisos con Luis XIV para la presentación de varia de sus obras, A Voltaire lo sanciono como gran personaje escritor y filosofo a los nueve años. Ninon, por su padre, hablaba varias lenguas al inclusive el español. En una sociedad en donde la mujer de clase media era sublevada sin voto y sin recursos educativos, Ana insistió en abrir la educación desde los salones culturales hasta las escuelas públicas.

Dichos curiosos por Ninon d’Lenclos:

‘el amor rara vez muere de hambre, frecuentemente de indigestión’

 

‘cuantos más pecados te confieses, mas libros vendes’

‘la virtud del hombre es ser tenaz, no modesto’

La inspiración total de George Sand y Manuelita Sáenz, apasionada por la vida, el amor, y la buena lectura, Ninon d’Lenclos, gran intérprete musical y seductora amorosa en un siglo en donde tres de cuatro mujeres no sabían leer, eleva los derechos femeninos al nivel de los hombres indispensable para

la educación.

‘la virtud femenina es una invención masculina……’

 

Ninon d’Lenclos

Roberto McCausland D.